PROTECCIÓN PASIVA CONTRA INCENDIOS

sistemas protección pasiva de incendios

PROTECCIÓN PASIVA CONTRA INCENDIOS

¿Qué es la protección pasiva contra incendios?

El fuego es algo muy serio. Puede reducir a cenizas nuestro hogar o negocio en minutos, provocando pérdidas económicas muy importantes y suponiendo un peligro evidente para nuestra seguridad y la de nuestra familia.

Pero, ¿qué podemos hacer para protegernos del fuego?

En cuanto detectemos que se produce un fuego en casa que escapa a nuestro control, lo primero es llamar a los bomberos lo antes posible.

Mientras llegan, debemos controlar las llamas en la medida de nuestras posibilidades, siempre que hacerlo no suponga un riesgo para la salud por la intensidad o rapidez en la propagación.

Hoy en día contamos con muchos medios para una primera defensa contra cualquier fuego doméstico.

Instrumentos como extintores y mantas, máscaras anti-humo e incluso cubos de agua son muy útiles en los primeros momentos en los que el fuego no se ha propagado.

Sin duda, la instalación de un sistema de protección pasiva contra incendios es  el elemento de prevención más efectivo.

Elegir nuestra herramienta adecuada según lo requiera el tipo de fuego es crucial

Siempre decimos “conoce a tu enemigo para poder neutralizarlo”.

Si el fuego comienza en una sartén debido al aceite oa algo que cocinemos, jamás le eches agua para intentar apagarlo o provocarás una explosión; simplemente usa un trapo de cocina húmedo para tapar la sartén y la falta de oxígeno apagará las llamas.

Si el fuego se produce en un aparato eléctrico, nunca añadas agua o empeorarás drásticamente la situación. En primer lugar, mantén la calma y trata de desconectar el aparato eléctrico, a continuación usa un extintor doméstico o cubre el aparato con una manta.

En este caso, el sistema de protección pasiva que tengamos instalado en nuestra casa, conseguirá retener el fuego dentro de una sola habitación.

¿Cómo protegernos del fuego cuando no estamos en casa o nos encontramos dormidos?

Para eso contamos con la protección pasiva contra incendios, un conjunto de soluciones que se aplican durante la construcción de las edificaciones industriales y cuyo fin es aumentar la resistencia al fuego de los edificios, disminuyendo la propagación del incendio y sus efectos.

Elementos como espumas ignífugas, puertas anti-incendios, detectores de humo o sistemas de sellado, son nuestros aliados en la lucha contra el fuego.

Además, son obligatorios dada la normativa actual, y su ausencia puede conllevar cuantiosas sanciones económicas dado su riesgo potencial para la seguridad.

¿Qué encontraremos en los arsenales del futuro a la hora de instalar un sistema de protección pasiva contra incendios?

Por ejemplo, podremos instalar rociadores automáticos que detectarán los incendios y descargarán el agua necesaria en el lugar idóneo, reduciendo costes y determinados daños por agua.

O bien, instalaremos sistemas de extinción mediante gas en naves industriales y negocios cuando se encuentran cerrados al público y no hay nadie en su interior, como por ejemplo durante la noche.

Estos sistemas detectarán el fuego y liberarán un gas que desplazará al oxígeno de la estancia, extinguiendo el incendio.

El futuro tiene infinitas posibilidades,  puedes contar con Campón Gibello para la instalación de los mejores sistemas de protección pasiva contra incendios en Cáceres, en Ronda de Llanos nº 2, Casar de Cáceres.

O  en nuestra sección de contacto www.campongibello.com.

0