Láminas impermeabilizantes contra el gas radón

¿Va a realizar una reforma o nueva construcción de una vivienda? Si es así, deberá saber que será necesario un estudio preciso en materia de protección frente al Radón, tal y como establece el Código Técnico de la Edificación.

El radón es un gas radioactivo, de origen natural, que está presente en los suelos y que es perjudicial para la salud. Por este motivo en las plantas bajas y sótanos se requiere, según la zona de residencia, de barreras que eviten que este gas penetre por la superficie.

Según indican en la guía técnica, si este gas penetra en un espacio cerrado, su inhalación puede llegar a generar cáncer de pulmón, debido a la radiación que se produce de la desintegración del mismo y sus descendientes en las vías respiratorias.

La movilidad de este gas es alta y por eso puede alcanzar el interior del sótano o planta baja de una vivienda a través de los forjados, soleras o muros, ya sea a través de grietas o fisuras.

Campón Gibello cuenta con proveedores del ámbito nacional, especialistas en láminas impermeabilizantes y de protección que se usan como barreras para evitar que ese gas maligno penetre en el interior de las edificaciones.

En Campón Gibello somos conscientes de la importancia de cumplir con las nuevas exigencias del Código Técnico de la Edificación sobre la obligatoriedad de instalar sistemas de barreras antiradón adecuadas en los elementos constructivos que conforman la envolvente del edificio y que estén en contacto con el terreno.

Esto se consigue, por ejemplo, con láminas impermeabilizantes bituminosas de superficie no protegida, recubiertas por ambas caras con un film plástico.

0