Cómo bajar o subir la potencia contratada, ahorra ajustando la factura de la luz

Un baño eficiente es una de las mejores soluciones para ahorrar energía en casa, y, al mismo tiempo, en las facturas de luz y gas. Después de la cocina, es la estancia que más consume y en ella se pueden tomar muchas medidas para reducir este gasto. En el siguiente artículo te damos varias ideas sobre el ahorro energético en el baño y la importancia de elegir tarifas adecuadas para nuestra vivienda.

Estudia tus hábitos de consumo

Cada hogar tiene unos hábitos de consumo diferentes y, por esta razón, no a todos les convienen las mismas tarifas. Uno de los aspectos a estudiar es si la potencia contratada es la adecuada y si es necesario subir o bajar este término. Este concepto indica la capacidad del suministro de aguantar un número de aparatos eléctricos funcionando de forma simultánea. Por ejemplo, si saltan los plomos a menudo, significará que es insuficiente y habrá que aumentarla, por la seguridad y el bienestar de aquellos que residen en la vivienda. Encontrarás más información acerca del coste de subir la potencia contratada y otras informaciones interesantes.

Por otro lado, si acabas de mudarte a una nueva vivienda y los suministros están activos, tendrás que solicitar el cambio de titular con la empresa contratada en esos momentos, ya sea Endesa, Naturgy o EDP. Con este trámite gratuito se cede la responsabilidad a un nuevo titular para que pueda cambiar de potencia, tarifa o comercializadora. ¿Cómo cambiar de titular en Naturgy o Iberdrola? La mayoría de comercializadoras ofrecen tres vías para hacerlo: por teléfono, online o presencial en una oficina. El cambio de titular de luz o de gas natural es habitual por fallecimiento del titular, compraventa o alquiler de la casa o divorcio y reparto del domicilio conyugal.

Ideas para hacer un baño eficiente

A continuación te nombramos varias ideas para conseguir que el baño sea un lugar eficiente y sostenible y su consumo de energía se reduzca al máximo:

  • Luces LED: para empezar, además de aprovechar al máximo la luz natural que entre por la ventana del baño (si es que la hay), habrá que pensar también en las bombillas que colocamos. Lo más recomendable es optar por luces LED, ya que consumen un 80% menos de energía que las tradicionales.
  • Aislamiento: reforzar el aislamiento térmico del baño ayudará a que la temperatura se mantenga estable y eliminar así las fugas de temperatura. El aislamiento se puede aplicar en techos, suelos, paredes, puertas y ventanas.
  • Alfombras: en la misma línea que el punto anterior, colocar alfombras en el baño impide que el frío se cuele a través del suelo. En general, en muchas viviendas cuentan con una alfombra en el baño sin saber que realiza más funciones que la de secarnos los pies.
  • Grifos con filtros: asimismo, ahorrar agua tanto al ducharnos como al lavarnos en el lavabo también es importante. Existen filtros de ahorro que se colocan en los grifos y que ayudan a reducir notablemente el uso del agua.
  • Autoconsumo: cada vez son más los usuarios que instalan placas solares en sus viviendas para generar y consumir energía limpia. Si es tu caso, podrás utilizarla también en el baño.
  • Cisterna doble: por último, los inodoros con cisterna doble hace tiempo que se comercializan. Los litros de agua que se utilizan si se elige una descarga u otra tienen gran diferencia.

Si quieres conocer otras medidas de este estilo, puedes visitar este artículo.

0